Planner-adicción

No sé si te habrás dado cuenta de que desde hace unos meses, tu Instagram se ha llenado de fotos de planners. Y todavía habrá quién se pregunte: ¿qué es un planner? Pues una agenda. Así acabamos antes. Pero no una agenda cualquiera, no. Una agenda bonita. Qué digo bonita, preciosa. Una agenda llena de páginas estampadas y decoradas dispuestas a que tú las decores aún más. Llamándote para que le pegues mil pegatinas, fotos, tickets, post it, washi tape, y todo lo que se te ocurra. El objetivo es que documentes tu día a día de una forma fácil a la vez que lo planificas, y que todo esto te quede bonito. Como cuando tenías 12 años, ibas al colegio, y te hartabas de pintar en la agenda, de pegar las entradas de cuando ibas al cine, o de escribir las letras de tus canciones favoritas con bolígrafos de colores. Además, tienen la ventaja de que son de anillas, por lo que puedes sacar las páginas para que te sea más sencillo decorarlas, o añadirle las páginas que tú quieras.

Y como está tan de moda, pues son muchas las marcas que han comenzado a sacar líneas de planners con sus correspondientes accesorios, y los fabricantes de scrap no podían ser menos. Porque al fin y al cabo, está todo relacionado. En Kimidori ahora mismo tenemos disponibles (o hemos tenido) tres líneas de planners: los Color Crush de Webster’s Pages (que prometemos reponer, porque literalmente fue un visto y no visto), el memory planner Hello Beautiful de Heidi Swapp, y el Life Documented de Simple Stories. En las próximas semanas añadiremos una nueva línea que os gustará mucho. También hemos intentado que tengáis una gran variedad de post it, pegatinas y washi tapes para complementar vuestro planner.

Teresa, de nuestro DT, se hizo con el Color Crush en color Light Teal en cuanto llegó, y le pedí que compartiera con nosotros su proyecto para daros una orientación de lo que se puede hacer con un planner, del tipo de proyecto que supone usar este tipo de agendas en tu día a día, y para que veáis lo bonito que queda y os animéis a hacer uno, si no es este año, pues el que viene. Como son de anillas, tienen esa ventaja. Cuando se acaba el año, les sacas las páginas, la vuelves a llenar de páginas nuevas, ¡y listo!

_MG_0776

Puedes dejarlas tal cual, o decorarlas un poco por fuera, como ha hecho Teresa. Y cuando te aburras, pues lo cambias. Creatividad al poder.

_MG_0777

Suelen traer por dentro unos bolsillitos para que metas post it, clips, pegatinas… y todo lo que suelas usar más a menudo para decorarlos. Así puedes llevártelo en el bolso y ponerte a escribir y a pegar pegatinas en cualquier sitio. Se acabó el aburrimiento en las salas de espera del dentista o en el metro.

_MG_0781

El de Webster’s además trae una pequeña bolsita en la que podrás meter tus washi siempre que sean finitos, si no, no te cerrará. También puedes usarlo para guardar los tickets mientras decides dónde o cómo pegarlos en tu planner.

_MG_0778

Y por dentro tienen multitud de páginas con distintos apartados que podrás usar tanto para planificar tu día a día, anotar tus citas y tareas, hacer tus listas de cosas por hacer o por comprar, e ir anotando las cosas que te vayan pasando. Los smartphone con cámara nos facilitan mucho la tarea de documentar con fotos lo que nos ocurre.

Si te has vuelto planner-adicta y sufres de esta nueva y rara enfermedad , quédate por aquí, que seguiremos informando.

Bárbara

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *